"ÚLTIMA HORA:" Próximamente se va a realizar la convocatoria de 100 plazas para las XVI Jornadas de Senderismo Maleno. ¡No te las pierdas!.

Buscar en este blog

miércoles, 18 de octubre de 2017

Uso de los bastones en la montaña

Mejor DOS bastones, para uno, ninguno.
De un tiempo a esta parte, cada vez me declaro más defensor del uso de los bastones en la montaña, mejor aún, de los DOS bastones. Digo yo, que para uno, ninguno.

Me he encontrado con este artículo en la red que asumo en su totalidad, y que no dudo en guardar en este blog para lo que pudiera hacer falta. El artículo en cuestión está en
https://www.ternua.com/es/blog/como-usar-bastones-trekking/ y doy las gracias al autor y le expreso mi sincero reconocimiento.

-----------------------------------------------------------------------------------------

¿Cómo usar los bastones de trekking?

Está claro de que el uso de los bastones en montaña es totalmente necesario, en la montaña aportan más beneficios que inconvenientes, por esto aconsejo su utilización sin ningún tipo de duda.

Uno de los motivos principales por los que aconsejo el uso de bastones en trekking es el reparto del peso en cuatro puntos de apoyo, si tenemos en cuenta nuestro propio peso y en su caso el peso de la mochila es fácil de imaginar todo el peso que sin los bastones soportarían nuestras piernas; con ello sobrecargaríamos de forma poco recomendable nuestros músculos y articulaciones. Si utilizamos bastones, una parte muy importante del peso que soportarían nuestras piernas se traslada a nuestros brazos con lo que nuestro rendimiento será mayor y, lo que es más importante, evitaremos lesiones por sobrecarga, en especial en los largos descensos con fuerte pendiente y terreno accidentado donde por norma, tras una actividad intensa, nuestras piernas van muy saturadas por el esfuerzo.

Pero, además, el uso de bastones en montaña nos obliga a realizar unos movimientos alternativos de piernas y brazos con lo que mejoramos de forma muy clara nuestro ritmo de marcha. Los movimientos que realizamos al adelantar el brazo y dejar retrasada la pierna contraria nos aporta más seguridad con lo que evitaremos posibles pérdidas de equilibrio, caídas y lesiones.
 

¿Pero qué bastones necesitamos y cuáles nos compramos?

Hay tantos modelos en el mercado que voy a intentar ser objetivo y mostraros mi opinión personal: mucha atención a la compra de bastones muy económicos, porque, por norma, no suelen ser muy resistentes (no soy partidario de pagar dos veces por una misma cosa), los bastones que compremos deberán ser telescópicos, para facilitar su plegado y transporte en la mochila cuando no los utilicemos; también tienen que ser lo más ligeros y resistentes posible: atención al material con el que están hechos (aluminio, titanio, fibra de carbono) pues en función del material varía de forma importante su precio; su empuñadura deberá ser lo más ergonómica posible y, personalmente, utilizo los que van provistos de un suplemento adicional que me permite agarrarlos a diferente altura durante la marcha. Es conveniente que tengan unas dragoneras amplias que nos permitan meter o sacar la mano con facilidad, aunque llevemos puesto guantes. Sus rosetas pueden variar según el uso: senderismos, montaña estival, montaña invernal.
 


¿Cómo usar bastones de trekking?

Conozcamos las partes de las que se componen los bastones:

  • La empuñadura: 
    • Que es parte superior del bastón y de la que normalmente lo agarramos. Hay bastones con empuñaduras de diferentes materiales, desde el plástico (el más habitual y precio más bajo), hasta los que llevan empuñaduras de materiales más blandos: la goma espuma. También los hay que llevan la empuñadura de corcho, que evitan que la mano sude más. 
    • En el diseño anatómico de las empuñaduras se está llegando a avances muy interesantes en cuanto a la comodidad, porque facilitan la transpiración de la mano e, incluso, se están fabricando bastones con materiales más cálidos para utilizarlos en actividades con temperaturas muy bajas.
  • Las Dragoneras: 
    • Son las cintas que van unidas a la empuñadura y que tienen doble función. Por un lado evitan que se nos caigan los bastones, en caso de que se nos resbalen de las manos y, por otro, nos permiten descargar el peso también en la muñeca y ejercer menos fuerza con la mano sobre la empuñadura, evitando así que se nos sobrecarguen los antebrazos debido a dicho esfuerzo continuado. 
    • Es necesario atender al uso correcto de las dragoneras: en zonas muy accidentadas es recomendable no utilizarlas, porque en caso de caída tendríamos los bastones enganchados a nuestras manos y podrían producirnos lesiones. También es importante conocer la forma correcta de colocar la dragonera alrededor de las muñecas, que consiste en introducir la mano en la dragonera y dejar el bastón colgando de la muñeca; a continuación, y apoyando el bastón en el suelo, agarrar la empuñadura de manera que el extremo de la dragonera que está unido a la empuñadura quede entre esta y la palma de nuestra mano. De esta manera podremos ejercer fuerza sobre la dragonera independientemente de que tengamos el bastón empuñado o no.
  • El cuerpo del bastón: 
    • Es la parte central de los bastones y la que define su longitud. 
    • Los bastones telescópicos disponen de diversos elementos y mecanismos que permiten regularla. Los bastones para las actividades de montaña en la actualidad suelen estar constituidos por distintos segmentos, telescópicos o plegables, generalmente de dos o tres segmentos, que permiten regular su longitud adaptándola a nuestra altura y a las condiciones del terreno; además nos permiten plegarlos para que ocupen menos espacio en la mochila. Asimismo disponen de mecanismos de ajuste que permiten bloquear la disposición de los segmentos, adaptando su longitud a las necesidades concretas de cada caso.
    • La longitud correcta del bastón es aquella en la que, una vez empuñado y apoyado en el suelo, nuestro brazo y antebrazo formen entre sí en el codo un ángulo de 90 grados. Esta longitud es la adecuada en terreno llano. En las subidas será conveniente acortar un poco los bastones, mientras que en las bajadas es recomendable alargarlos, también podremos optar por no meter la mano en la dragonera y de esta forma la podremos desplazar arriba o abajo en función del terreno por donde nos movamos. 
    • Existen modelos que, aparte de estar formados por segmentos, incorporan en ellos un sistema anti-shock, que hace que se reduzcan las vibraciones producidas cada vez que se clava el bastón en el terreno gracias al empleo de unos muelles que absorben esos impactos. De esta forma y al disiparse las vibraciones, estas no llegan a las muñecas, codos y hombros, minimizando el riesgo de lesiones.
  • Las rosetas: 
    • Son las arandelas dentadas que se colocan en la parte inferior de los bastones y que evitan que, al hincarlos en terrenos blandos (barro o nieve), aquellos se hundan demasiado. 
    • Existen rosetas de diversos diámetros y generalmente al comprar los bastones estos suelen venir provistos de al menos dos de distinta medida. Las rosetas son por lo general intercambiables de forma que podamos montar en cada momento aquellas más adecuadas al terreno por el que vayamos a transitar. Las rosetas pequeñas son adecuadas para el uso en terreno duro o pedregoso, mientras que las de mayor diámetro suelen estar más indicadas para zonas blandas: barro o nieve. 
    • Las rosetas de los bastones pueden desmontarse con facilidad y así en terreno muy duro el bastón dispondrá de un mayor ángulo de clavado, de esta forma pueden emplearse en terreno con mayor inclinación sin ningún tipo de miedo de que, al inclinarlo, pegue la roseta y no la punta del bastón; con esto se evitará que el bastón pueda resbalar y que perdamos el equilibrio.
  • La punta: 
    • Es la pieza que remata el bastón y la que tiene más contacto con el terreno, va unida al cuerpo del bastón mediante una pieza semiflexible. 
    • La punta del bastón es la parte que está más sometida al desgaste y por este motivo son muy duras: están hechas de tungsteno, un material muy resistente a la abrasión y que soporta muy bien el desgaste. Para mejorar el agarre, las puntas suelen ser moleteadas. 
    • Cuando compramos nuestros bastones estos suelen venir con unas piezas de goma blanda en las puntas, podemos usar estas piezas de goma en función de la actividad que vayamos a realizar, por ejemplo las quitaremos cuando marchemos por montaña y las pondremos para reducir las vibraciones cuando transitemos sobre terrenos muy duros en los que no se pueden clavar las puntas; también sirven como protección para evitar clavar las puntas de los bastones accidentalmente mientras se transportan. Estas protecciones de goma se suelen emplear normalmente en la marcha nórdica.
    • Otra precaución que debemos tener es no introducir la punta de los bastones entre las piedras sueltas y fijas, porque es muy probable que con esta acción lleguemos a provocar palanca, doblar el cuerpo del bastón y, por tanto, romperlos. 
    • Las puntas de los bastones están diseñadas para absorber el esfuerzo de palanca que se realiza sobre ellas al clavar los bastones siempre y cuando este no sea excesivo.

Recomendaciones sobre cómo usar los bastones de trekking

Creo haber dejado claro lo conveniente de utilizar bastones en las actividades en el medio natural, por este motivo y por propia experiencia aconsejo encarecidamente su uso. Ahí van otras recomendaciones para su uso:

  • Determinar claramente la altura de los bastones que estamos utilizando.
    • Cuando nuestra marcha es a media ladera, si llevamos las manos dentro de las dragoneras, por un lado la mano del bastón de la parte superior irá muy alta y nos producirá desequilibrios, por otro, la mano del bastón inferior irá muy baja forzando de forma poco segura nuestra forma de andar. En estos casos lo mejor es no llevar las manos dentro de las dragoneras, regular los bastones a la altura adecuada, bajar la mano de la parte superior y agarrar el bastón por el cuerpo, desplazando nuestra mano arriba y abajo en función de los requerimientos del terreno (se comercializan bastones que tienen espuma en todo el primer segmento y están pensados para solventar estas circunstancias).
    • Si optamos por mantener las manos dentro de las dragoneras en todo momento, porque a través de este sistema trasladamos más empuje y ayuda a nuestro movimiento, siempre podremos clavar o apoyar más atrás el bastón de la parte superior, prestando especial atención al tamaño de la arandela, que nos puede complicar el clavado del bastón y los movimientos.
    • Adoptemos siempre la forma que consideremos más cómoda y segura para nuestra marcha; pero, cuando utilicemos bastones de forma continuada, nunca subamos nuestras manos por encima de nuestros hombros, ya que con esta acción estaremos exigiendo un trabajo extraordinario a nuestro corazón y nuestras reservas de energía se agotarán antes.
    • Si nuestros bastones se mojan, al concluir la actividad los secaremos cuidadosamente y los guardaremos desplegados totalmente para evitar su prematuro deterioro. (He sido el primero en no mantener la norma que ahora os aconsejo y mis primeros bastones me duraron muy poco).
Para finalizar recordaros una vez más la necesidad de planificar con el máximo detalle vuestras actividades en montaña: material necesario, meteorología, alimentación e hidratación, recorrido y actividad a realizar, manteniendo estas medidas tendremos aseguradas nuestras actividades y el disfrute del medio donde nos vayamos a mover.

- Artículo publicado en: https://www.ternua.com/es/blog/como-usar-bastones-trekking/

 

44 reunión y Marcha Nacional de Montañeros Veteranos y X Encuentro Andaluz de Veteranos.


Entre los días 12 al 15 de Octubre, en el Barranco del Poqueira, zona emblemática de la Alpujarra granadina, se ha desarrollado este evento, que ha tenido a las poblaciones de Capileira, Bubión y Pampaneira como principales sedes, en las que los senderistas venidos de todos los rincones de España han podido satisfacer sobradamente su mayor ilusión: andar por la montaña.

La Alpujarra enclavada junto al Parque Natural y Nacional de Sierra Nevada, nos obsequia con un entorno privilegiado, que aunque duramente castigado por la pertinaz sequia nos ofrece rincones de ensueño, panorámicas maravillosas y una flora y fauna especial, variada y rica según la altura, a la que por muy insensibles que seamos, seguro que no nos dejará indiferentes.


Ha sido pues, una oportunidad ideal y magnífica para establecer buenas relaciones humanas entre los participantes, conocer gente con intereses parecidos y todo ello disfrutando de bellos y espectaculares senderos, por los que hemos transitado con elevado grado de seguridad gracias al gran esfuerzo desarrollado por los guías y voluntarios de la Federación Andaluza de Montañismo, que también ha luchado organizativamente para conseguir que esta concentración, por encima de las 500 personas, haya acontecido sin graves inconvenientes y al gusto de todos. Regalos, recuerdos, buenos avituallamientos y la sensación de sentirse siempre bien tratados y protegidos, han hecho el resto. Gracias pues, a todas y cada una de las personas que han hecho posible de forma tan positiva el desarrollo de esta compleja actividad.

El Presidente de la FAM, Julio Perea, dando instrucciones a los senderistas.
Muy resumidamente, y para que quede como recuerdo cara al futuro, describimos a continuación nuestra experiencia a modo de cuaderno de bitácora:
  •  Jueves, 12 octubre: 
    • A media mañana, llegamos a nuestro punto de encuentro en Apartamentos Casa Rosendo, para una vez alojados pasear tranquilamente por las calles y plazas de Capileira. Mucha gente por todas partes, problemas de aparcamiento y también para encontrar sitio para comer. Se notaba en el ambiente un gran bullicio que acumulaba al personal senderista que se iba incorporando para el encuentro con el habital que hasta aquí se había desplazado para disfrutar de la fiesta de la Virgen del Pilar. Buen clima, buena temperatura, buen ánimo.
    • Después de un buen y relajado almuerzo alpujarreño, nos dirigimos al Centro Multiusos de Capileira para recoger las credenciales y recuerdos del Encuentro, todo ello perfectamente organizado.
Concierto del grupo Darash . Música sefardí en Pampaneira.
    • A la tarde, decidimos bajar hasta la localidad de Pampaneira, donde se está celebrando la Feria de la Alpujarra, con muchos puestos de exposición y venta de productos alpujarreños. Un concierto de música sefardí del conjunto Darash pone un estupendo colofón al día.
    • Lo único negativo a resaltar, son los graves problemas de aparcamiento tanto en Pampaneira como en Capileira. Seguramente un buen sistema de autobuses lanzadera ante tanto asistente, hubiera ayudado a evitar algunos quebraderos de cabeza, y es que estos pueblos no están preparados para recibir tantos coches a la vez. 
  • Viernes, 13 octubre:
    • Para ir abriendo boca, participamos en esta preciosa ruta preparada por la FAM (Federación Andaluza de Montañismo) para darnos a conocer parte de la Tahá de Pitres. El recorrido, de algo más de 9 kms se inicia en el paraje de Fuente Agria, en Pórtugos, para luego encaminarse hasta el anejo de Altabéitar, localidad que conserva a la perfección el estilo constructivo y modo de vida típico de la Alpujarra. Subimos después hasta Pitres, en donde somos obsequiados con un reconfortante avituallamiento en la puerta del ayuntamiento, atravesando después el mercadillo y empezar a subir al anejo de Capilerilla. Posteriormente, pasamos el Barranco de la Sangre y subimos hasta la Cresta de los Tajos del Ángel, para luego descender, visitando el asombroso castañar, hasta la localidad de Bubión, en donde volvemos a ser avituallados copiosamente en las instalaciones deportivas con abundantes refrescos y platos de jamón, agradablemente servidos por personal voluntario del ayuntamiento de Bubión con su amable alcaldesa a la cabeza. Gracias, por tanta generosidad y cortesía.
Bubión, un pueblo de profundo sabor alpujarreño, nos acoge con los brazos abiertos.
      Powered by Wikiloc
    •  Más información y datos técnicos sobre la ruta realizada aquí>>>
    • Una vez relajados del camino, hacemos una tranquila visita a las calles y plazas de la localidad de Bubión, algo que recomendamos encarecidamente, ya que este pueblo está sabiendo conservar lo auténtico, el ambiente tranquilo y sosegado de paz profunda que se mantiene al margen del turismo comercial que por desgracia invade otras poblaciones. Caminar por empinadas y empedradas calles, blancas casas, misteriosos tinaos, amplios miradores, lavaderos ancestrales y sobre todo fuentes, muchas y antiguas fuentes, es todo un lujo para el hombre moderno agobiado habitualmente. Aplaudimos este enfoque turístico promovido en Bubión, que permite mantener la esencia de lo tradicional sin promover estresantes maneras de vida enlas que se priman intereses más comerciales.
    •  A la tarde se celebra, en Capileira, la asamblea de montañeros veteranos y paseamos junto a la banda de música por las calles y plazas del casco histórico de Capileira, participando en el desfile de las delegaciones de montañeros venidos al encuentro. Un interesante momento de diversión y de sana convivencia que siempre viene bien.
  • Sábado, 14 de octubre:
    • Empieza la jornada, a las 7.30 h tomando el gran desayuno ofrecido a los participantes que sobre las 8 h comienzan la 44 Marcha Nacional de Montañeros Veteranos. Hay una amplia oferta de rutas clasificadas por dificultad, de modo que cada cual puede optar por aquella que mejor se adecue a su nivel: Ruta Roja, ruta Naranja, ruta Amarilla y ruta Verde.
Puente Chiscal, en el rio Poqueira.
    • Nosotros optamos por la ruta Amarilla, una de grado medio, que nos adentra desde Capileira en el entorno del rio Poqueira, por el puente Chiscal, bajando por un sendero precioso que transcurre por la ladera derecha del rio, y que volvemos a cruzar por el puente del Molino de Bubión, ascendiendo hasta el pueblo, en donde recibimos un gratificante avituallamiento. Después de transistar por sus calles y plazas, nos dirigimos hasta el monumento natural constituido por el Castañar de Bubión, en donde gigantescos ejemplares de castaños se nos muestran en todo su esplendor. Subimos a continuación hasta la arista del Peñón del Ángel, mirador natural que nos permite disfrutar bellas y aéreas panorámicas del Barranco Poqueira y de las altas cumbres de Sierra Nevada por su cara sur, siendo este un momento íntimo que nos hace sentir privilegiados. Finalmente, otro avituallamiento para hidratar y aliviarnos de la calor, para coger ahora un cómodo carril que sin pendiente considerable nos devuelve casi sin darnos cuenta hasta Capileira, lugar en donde nos espera un rico almuerzo alpujarreño.
    • Powered by Wikiloc
    • Más información y datos técnicos sobre la ruta realizada aquí>>>
  • Domingo, 15 de octubre:
    • Se celebra el VI Día Andaluz del Senderismo, proponiéndose para ello una marcha hasta el Refugio del Poqueira, para a su vez celebrar un acto que conmemore el 20 aniversario de su inauguración.
De Puerto Molina al Refugio Poqueira.
    •  Se ofertan diferentes opciones para subir hasta el refugio:
      • Salida desde Capileira para llegar hasta el refugio Poqueira por la Cebadilla y vuelta a Capileira por la acequia Alta. Esta es una ruta exigente y diseñada para los senderistas-montañeros más aptos, ya que se necesita un nivel alto de preparación física y técnica. Se puede ver más información y datos técnicos de esta ruta aquí>>>.
      • Powered by Wikiloc
      • Salida en lanzadera desde Capileira hasta la Hoya del Portillo (8,5 kms al refugio) o desde el Mirador del Puerto de Molina (7 kms al refugio). Nosotros optamos por hacer la variante desde Puerto Molina al Refugio Poqueira y luego regresar a Capileira por las Acequias Altas. Se puede ver más información y datos técnicos de esta ruta aquí>>> 
      • Powered by Wikiloc
      • Salida en lanzadera desde Capileira hasta la Hoya del Chorrillo, para luego dirigirse hasta el Refugio Poqueira en cómodo paseo.
¡¡¡Felíz XX Aniversario, Refugio Poqueira!!!

Participantes en el VI Día Andaluz de Senderismo y en el XX Aniversario inauguración del Refugio Poqueira
Una de las principales tareas de este senderista ha sido la de ir obteniendo imágenes durante todo el evento, para después confeccionar diferentes carpetas de fotos que recogieran tan maravillosos paisajes y tan deliciosos momentos, en ocasiones incluso arriesgando el propio físico.

Se ofrecen clasificadamente a continuación, casi 600 fotografías, para el disfrute de los navegantes senderistas, los siguientes álbums:
Y eso es todo amigos, espero nos podamos ver en el 45 Encuentro de Montañeros Veteranos 2018, que se celebrará en Mojácar, Almería.

No son las grandes marcas lo importante, sino los pies y fé del caminante.

domingo, 1 de octubre de 2017

Canal de la Espartera - Arenales del Trevenque - Toma del Canal - Cortijo Sevilla



Volver por esta zona del Parque Nacional de Sierra Nevada es siempre una gozada y un disfrute.

Esta ruta que traemos ahora, parte del parking que hay junto al Canal de la Espartera en la zona del Cortijo Sevilla, y sigue el trazado del PR A-21, estando en su conjunto bastante bien señalizado, con postes indicadores de dirección y un conjunto bastante aceptable de señales y paneles informativos.
 
Empezamos a caminar desde el parking ya mencionado, para ir subiendo por una vereda muy clara que finalmente nos lleva a la explanada en la que se encuentra un primer panel informativo que nos cuenta sobre las características geológicas de la zona que vamos a recorrer.

A partir de ahora nos metemos de lleno en los conocidos como Arenales del Trevenque, siendo estos el camino más directo para acceder a este pico tan emblemático de la media montaña granadina. Seguimos el sendero que se adentra en los mencionados arenales, hasta llegar a otra explanada en la que encontramos otro gran panel informativo que nos habla de los arenales que pisamos y que además, es un espléndido mirador hacia el Trevenque que ya empezamos a tener más cerca.

El andar por las arenas se hace penoso, seguimos subiendo, La vegetación típica de bosque mediterráneo se hace mucho más evidente, hermosos ejemplares de pino de todas clases empiezan a rodearnos, y paulatinamente vamos dejando el Trevenque a nuestra izquierda, para ir girando poco a poco a la derecha y adentrarnos cada vez más en el valle-barranco por el que transcurre el río Dilar. Desaparece el Trevenque de nuestra vista, y aparecen como un telón inconmensurable y maravilloso los espectaculares Alayos de Dílar, que a partir de ahora siempre serán nuestro referente y tendremos siempre a nuestra izquierda.

El sendero entre pinos, se convierte en un amplio y cómo carril, que en fuerte pendiente desciende hasta el Refugio Forestal de Rosales. Hay una fuente, pero la gran sequía que venimos padeciendo nos la muestra totalmente seca. No importa, ya que estamos en un espléndido mirador natural hacia los Alayos de Dílar. Un interesante panel informativo que nos habla de las cumbres y nombres de los diferentes picos que tenemos delante. Es un grato momento, ya que aparte de poder recuperar fuerzas en avituallamiento, conseguimos sentir un hermoso momento de natural goce y relax.


Continuamos por el carril, descendiendo fuertemente, con grandes zigzags, aumenta la vegetación de ribera entre los pinos. Aparecen cornicabras, álamos, majuelos, etc..., todo anuncia que nos vamos acercando al rio Dílar y a la toma del Canal. El agua de montaña, resuena fuerte y aprovechamos las sombras de unas grandes higueras que hay en este punto, para disfrutar del lugar.


El sendero, sigue bordeando el rio, para empezar a subir de forma suave y constante por la ladera derecha. Poco a poco, vamos cogiendo altura. Nos metemos en una sombreada espesura de pinos y la vista se hace cada vez más aérea. El río Dílar, queda a nuestra izquierda, y apenas lo podemos ver, aunque si se escucha el bravo caer de sus aguar en caudalosas cascadas, transcurriendo cantarín por el valle. Los Alayos permanecen a nuestra derecha, aunque cambiando constantemente su aspecto según la zona por la que se pasa.


La vereda, cruza el carril que baja hasta el rio, pero nuestro sendero sigue de frente entre pinos. Más adelante, cambia la vegetación, casi desaparecen los grandes árboles y quedan los clásicos, tomillos y romeros. la pared de la derecha se hace escarpada, vértical, cortada en grandes tajos y farallones. Giramos bruscamente a la derecha, dando la espalda al valle y a los Alayos y seguimos ascendiendo hasta meternos de lleno en el solitario Barranco del Buho.

 

El sendero estrecho y con abundante piedra suelta y escalones, sigue trepando sin descanso hasta finalmente volver a un terreno de arenas, accediendo de lleno a las tierras del Cortijo Sevilla.

 
Siempre subiendo, dejamos el cortijo a nuestra izquierda y empezamos a ver la explanada de coches, ya que estamos de vuelta al parking, nuestro punto de inicio y final de ruta.

Datos de la ruta:
- Recorrido: Circular, 13,55
- Dificultad: Moderada.
- Tiempo: 4 h 27 minutos.
- Acumulado: 556 m ascendiendo; 625 m descendiendo.
- Velocidad Media: 3 kms/h
- Ver más datos Garmin>>>

Track y perfil de la ruta:

Powered by Wikiloc


Ver todas las fotos de la ruta aquí>>>